Ministerio de Educación, Política Social y Deporte
ESO, Educación Secundaria Obligatoria


La civilización romana



LOS ORÍGENES DE ROMA


Una pequeña aldea


FORMAS DE GOBIERNO


Monarquía


República


Imperio


LOS PUEBLOS GERMANOS


Crisis del Imperio


Llegada de los germanos


EL CRISTIANISMO


LA HUELLA CULTURAL DE ROMA


Lengua


Urbanismo


Obras públicas


Arte


4.

La civilización romana: la unidad del mundo mediterráneo

Formas de gobierno - República

Cambios esenciales

Detalle del arco de Tito (Roma) representando el asalto a una ciudad. María J. Fuente (col. particular, 2001)

De ser una simple aldea que creció y se convirtió en ciudad durante la época de la monarquía, Roma comenzó a conquistar territorios en los siglos de la república.

Comenzó por la conquista de toda la península Itálica. Primero se libró del dominio de los etruscos, con lo que la zona central de Italia quedó bajo dominio de los romanos. Perdió ese territorio durante un tiempo en torno al siglo IV a. C., pero luego lo recuperó y a mediados de ese siglo los romanos comenzaron la conquista de la zona sur de Italia, que no conseguirían controlar hasta el siglo III a. C. Iniciaron después las campañas de conquista de la zona del norte italiano. Llegaron a someter toda Italia al finalizar el siglo III a. C.

A partir de ese momento los romanos se sintieron lo suficientemente fuertes como para enfrentarse al máximo poder del Mediterráneo occidental: los cartagineses.

El pueblo cartaginés había conseguido controlar buena parte de las tierras del Oeste mediterráneo, aunque solo fuera por motivos comerciales. Uno de los asentamientos cartagineses era la isla de Sicilia, y al expandirse los romanos por el Sur chocaron con los cartagineses. Las luchas entre ambos, romanos y cartagineses, se conocen con el nombre de guerras púnicas (púnico=cartaginés). Hubo tres guerras púnicas, de las que Roma salió victoriosa y acabó con Cartago.

Roma se vio libre del único gran enemigo que le podía arrebatar el poder en el Mediterráneo, y a partir de ese momento inició una escalada de conquistas: la Península Ibérica, el Norte de África, el Próximo Oriente, Grecia, hasta conseguir el control político y militar del mundo mediterráneo.


La expansión de Roma en el siglo IV a.C.

La expansión de Roma en el siglo IV a.C.

La expansión de Roma en el siglo III a.C.

La expansión de Roma en el siglo III a.C.

La expansión por el Mediterráneo. Mediados del siglo I a.C.

La expansión por el Mediterráneo. Mediados del siglo I a.C.