Ministerio de Educación, Política Social y Deporte
espacio
espacio
espacio Bachillerato
espacio espacio
espacio
La Península Ibérica en la Edad Media: Al-Ándalus
espacio
espacio
espacio espacio
espacio
EVOLUCIÓN POLÍTICA
espacio espacio espacio
espacio
Conquista
espacio Causas de la invasión
espacio Cuándo llegaron
espacio Cómo realizaron la conquista
espacio espacio espacio
espacio
Emirato dependiente
espacio espacio espacio
espacio
Emirato independiente
espacio espacio espacio
espacio
Califato
espacio espacio espacio
espacio
La administración
espacio espacio
espacio
LA CRISIS DEL SIGLO XI
espacio espacio espacio
espacio
Reinos de Taifas e invasores norteafricanos
espacio espacio
espacio
ECONOMÍA
espacio espacio
espacio
SOCIEDAD ANDALUSÍ
espacio espacio
espacio
IMPRONTA CULTURAL
espacio espacio espacio
espacio
El pensamiento y las letras
espacio espacio espacio
espacio
Arte
espacio espacio espacio
espacio
La arquitectura
espacio espacio espacio
espacio
Palacios y mezquitas
espacio espacio
espacio espacio
2.
espacio
espacio
La Península Ibérica en la Edad Media: Al-Ándalus
espacio
Evolución política - Conquista
espacio
 

Tras el control militar del territorio, los nuevos ocupantes iniciaron la organización administrativa, posiblemente respetando en parte la estructura territorial visigoda. Se dividió la provincia de Al-Ándalus en coras, divisiones territoriales para conseguir una administración más eficaz.

Inscripción árabe en piedra de época omeya (siglos VIII-X), Museo Arqueológico Nacional (Madrid) espacioCuando los árabes conquistaban un territorio por las armas dividían los bienes conquistados en muebles e inmuebles. Los muebles los repartían como botín a los soldados, aunque se reservaba una quinta parte para la Estado; los bienes inmuebles habían de pasar a la comunidad islámica de forma indivisa. Sin embargo, esto no se hizo siempre así, y el propio Musa ben Nusayr repartió las tierras conquistadas en Hispania como si fueran bienes muebles, dejando un quinto para el Estado y el resto repartido entre los conquistadores.

La normativa no parece haberse cumplido muy escrupulosamente en Al-Ándalus, pues como unos siglos después denunciaba el poeta Ibn Hazem: “en Al-Ándalus jamás se reservó el quinto de las tierras conquistadas para el Estado, ni se dividió el botín conforme a la Ley… antes bien, la norma que en esta materia se practicó fue la de apropiarse cada cual de aquello que en sus manos tomó”.

La ocupación de las tierras hispanas se hizo de dos maneras principalmente. De forma directa estableciendo una población árabe y bereber junto a la población autóctona preexistente, y de forma indirecta situando guarniciones militares para el control población; esta segunda fórmula se utilizó principalmente en las tierras del Norte, en las que los árabes estuvieron menos interesados. La aristocracia árabe se interesó por las tierras fértiles de los valles del Guadalquivir y del Ebro, y dejó a los soldados bereberes las zonas menos ricas de las penillanuras de Extremadura y de la Meseta, donde formaron grandes latifundios. En las tierras que pasaron a propiedad del Estado, dejaron a los anteriores moradores como aparceros para cultivar la tierra.

espacio




Las campañas militares El control de la población La ocupación de las tierras