El archivo de Pedro Archilla Salido contiene más de 300 fotografías hechas entre los años 1900 y 1950, principalmente de Sigüenza y su entorno pero también de varias ciudades españolas, además de numerosos tipos y tradiciones populares.
El archivo tiene un gran valor documental en tanto que testimonio gráfico del estado de devastación en que quedó la Catedral de Sigüenza tras la toma de la ciudad por las tropas nacionales durante la guerra civil española.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, agradece a la familia de Pedro Archilla Salido, y en especial a su hijo Simón Archilla y a María Bravo la donación de los derechos de reproducción del archivo con fines educativos para todos los miembros de la comunidad escolar.